Un community manager, el mejor complemento para tu CRM inmobiliario

La compraventa y alquiler de viviendas se han convertido en uno de los terrenos más fértiles para la economía, tanto para particulares como para empresas. Este sector es uno de los pocos que puede presumir de ver la crisis prácticamente por el retrovisor. El volumen de negocios en esta área comienza a dispararse, y ello implica que invertir en un CRM inmobiliario que agilice las tareas sea más que necesario, pero no por ello debe ser la única opción para tu negocio. Si complementas su uso con la contratación de un community manager, encontrarás nuevos canales de venta y serás inalcanzable para la competencia.

 

¿Qué es un CRM Inmobiliario?

Un CRM (Custom Relationship Management) es una herramienta súper-eficaz (y lo más importante, autónoma) para la gestión de tu cartera de clientes, pero no deja de ser eso, una herramienta. Contar con ella te asegura todo lo necesario para que tu negocio funcione en internet: responde e-mails, da a tu empresa una identidad propia mediante una página web y publica tus ofertas en los portales de venta inmobiliaria más importantes del momento, incluyendo las redes sociales, y aquí es donde entra en juego el papel del community manager, y es que el social media no es un canal de venta (únicamente).

 

¿Cuáles son las ventajas de contar con un Community manager?

Sí, se puede vender a través de ellas, pero el fin de las redes sociales no es la venta como tal. Confiarle tus beneficios a estas plataformas es como comprar un tractor y querer usarlo para todo, tanto para arar el terreno como para convertirlo en tu medio de transporte. Su principal virtud reside en los trabajos agrícolas o relacionados con la construcción, no en la capacidad de moverse por carretera, pues el social media le pasa algo así, su gran ventaja respecto a otros canales no está en el hecho de vender, sino en el de comunicar. Para saber valorar su función, es necesario tener una premisa clara, son un canal de comunicación, no de venta. Si entiendes esto, te darán una infinidad de beneficios.

La comunicación para una empresa se mide en la relación que sus clientes tienen con ella. Cuanto más fría sea, peor será la comunicación, y a la larga, lo que creías que sería un canal de ventas, será todo un sumidero por el que se marcharán decenas de compradores. Las redes sociales tienen la infravalorada propiedad de ser un canal directo con el cliente, ¿y si en vez de convertir nuestro perfil en un mero tablón de anuncios (que el usuario encontrará idéntico en portales de venta optimizados para ese fin), publicamos en él contenido que aporte valor a quien lo vea?

Consejos para vender/alquilar una vivienda, tendencias para decorarla y aumentar su tasación, datos a tener en cuenta si buscas piso… Miles de temas que tratar, y millones de datos que rebuscar y exprimir para generar contenidos de verdadero interés, una tarea para la que la inteligencia artificial de un CRM inmobiliario no está diseñada.

 

Conclusión

¿La conclusión? Confía tus ventas en un CRM, es una herramienta esencial para tu negocio, pero si buscas diferenciarte de la competencia, comunicar con cercanía y hallar nuevos canales hacia el cliente final, confía en un community manager.